Una de las condiciones que afectan la salud de niños, jóvenes y adultos en estos últimos tiempos es la conocida y renombrada “diabetes”. Esta condición crónica del estado de salud implica un desequilibrio en la producción o en la síntesis de una hormona secretada por el páncreas: la insulina. Dicha hormona es la encargada de, en palabras simples, transformar lo que comemos en energía para seguir activos durante el día.

Cuando el nivel de glucosa en sangre se ve alterado, pudiendo darse la alteración a causa de la ingesta desmedida de alimentos ricos en carbohidratos, grasas saturadas, bebidas carbonatadas, alimentos ricos en azúcares procesados y otros,  y el mismo excede el rango esperable; siendo éste menor a 140 mg/dl, sobrepasando los 199 mg/dl, pueden darse diferentes resultados como por ejemplo, una sed excesiva que no se llega a saciar, sensación de apetito a pesar de ingerir alimentos en horarios estables, deshidratación a través de la excesiva necesidad de evacuar orina, además de otros muchos factores que deberíamos reconocer para establecer nuestra alarma ante su presencia. 

Este sentido de alerta no debería estar activado únicamente ante posible presencia de sintomatología en personas mayores de 45 años de edad ya que, actualmente se registra cada vez más, un número importante de jóvenes y niños que a pesar de no llenar el perfil de alguien propenso a padecer esta condición crónica, desarrollan diabetes a edades poco usuales, así también, jóvenes con vidas activas a nivel físico han llegado a desarrollar la patología y a depender de las inyecciones de insulina para su tratamiento permanente.

Es crucial que consideres que en este momento, la tecnología ha desarrollado estrategias muy útiles y válidas en las cuales poder apoyarnos para llevar un recuento y monitorear con precisión y tranquilidad cada paso en la evolución de nuestro tratamiento hacia la estabilización de nuestros niveles de glucosa en sangre tanto sin como con el apoyo de inyecciones de insulina.

Ícono de la app Diabetes Pal.
cómo luce la aplicación

En la actualidad, alrededor del mundo existen millones de personas que presentan diversos cuadros de diabetes: de tipo 1, de tipo 2, y un número importante de tipos de diabetes todavía más específicos, aparte de la diabetes gestacional que está volviéndose cada vez más frecuente entre los informes de controles de las mujeres en estado gestacional.

Es un hecho que el estilo de vida tendiente al sedentarismo y las rutinas que nos dificultan mantener una vida organizada en cuanto a, por ejemplo: la cantidad adecuada de horas de sueño, los altos niveles de ansiedad por cuestiones laborales o financieras, la falta de tiempo para practicar deportes al aire libre de manera frecuente y consistente, tiende a orientarse, cada vez más, hacia la “mala” nutrición a base de comida procesada, comida rápida, un exceso de hidratos de carbono en la dieta, falta de actividad física e incluso nos orientan hacia la adquisición de vicios como el tabaquismo.

Está en cada uno de nosotros comenzar a educarnos en estos hábitos saludables que mantendrán nuestros niveles de glucosa en sangre en los parámetros normales que son de esperarse pero, para apoyarnos en la tarea de llevar un control mucho más detallado necesitamos apoyo. 

Poder comprender a mayor profundidad cómo reacciona nuestro cuerpo ante diversos estímulos como: la comida, el estado anímico, la actividad o la falta de actividad física, nuestra ingesta diaria de agua y otras cosas así de importantes, afortunadamente contamos con aplicaciones como Diabetes Pal que cuentan con la capacidad de registrar, almacenar, monitorear, organizar todo lo referente al tratamiento médico, la ingesta de agua, carbohidratos para que puedas llevar un registro diario que facilite la comunicación con el médico tratante.